Tag Archives: segregación urbana

Segregación espacial en Montevideo. Posiciones sociales en la ciudad

Existe una aguda segregación espacial en Montevideo. Todos los antecedentes desde las ciencias sociales coinciden en ello. Aquí se aporta una mirada cualitativa: se analizan 26 grupos de discusión sobre la ciudad (2006) y se presenta cómo típicamente desde diferentes posiciones económicas y etarias los habitantes establecen fronteras. La segregación espacial “debajo” del nivel poblacional, desde la perspectiva del habitante, surge como delimitaciones discursivas caracterizadas de “nosotros” y “ellos” que muestran distancias agonísticas. Se presenta una descripción densa del discurso “típico-ideal” de cada posición (auto)localizada. Desde estas posiciones discursivas cabe recurrir nuevamente a nociones derivadas del análisis de la agonística social; la de “relaciones de clase” entre las posiciones sociales, que se constituye(n) como estructurantes del habitar.

Descargue texto completo

Dinámicas de la segregación. Movilidad cotidiana en Montevideo

La movilidad es crucial en la vida urbana. Las personas se desplazan cotidianamente usando diferentes medios de transporte, con objetivos y recorridos variados, implicando tiempos y circuitos distintos. Esas dinámicas se estructuran con claridad en base a las posiciones sociales de los habitantes; desde las inferiores los movimientos y en consecuencia el acceso a oportunidades, están severamente limitados, son claramente más dificultosos. Además, la movilidad estructura la visibilidad, la aparición de Otros: la distancia social se expresa en el establecimiento de fronteras, de barreras de acceso. Por ejemplo, de un lado se dicen rodeados, cercados ante la presencia de “sujetos peligrosos”, y confinados a la localidad donde residen; del otro lado, el temor se vive como acecho de figuras amenazantes que vienen de fuera, tras los márgenes, y parecen haberse saltado “su lugar”.

Descargue texto completo

Las marcas de clase de la inseguridad ciudadana

Cuando los montevideanos hablamos de inseguridad, los pobres y los jóvenes aparecen como categorías sociales predilectas en la asignación de estigmas. Cuando el miedo urbano se expresa en las “percepciones” de los ciudadanos los sujetos peligrosos tienen generalmente una edad y una clase social bien definida. Aquí se analizan son los mecanismos que se ponen en juego para prescribir las características de los sujetos peligrosos, clasificarlos y fijar un sistema de diferencias en la asignación de los estigmas. Estos discursos permiten visualizar la complejidad de los mecanismos que la fragmentación urbana dispara: las fronteras simbólicas de la convivencia en la ciudad son también productoras de la exclusión y la desigualdad.

Descargue texto completo